¡Libros electrónicos GRATIS!
Sí, Pero…    Sígueme    La Base    Quiero Paz con Dios    Mi Próximo Paso

Paz con Dios

​Mateo #60: Fe Verdadera

Ver el mensaje

Oír el mensaje

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Descargar los recursos del mensaje

Audio: mp3  Manuscrito: pdf   word  Estudio: pdf   word

Compartir el mensaje

Matthew #60: True Faith

Listen Online

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Download the Message

Download Audio

Share the Message

Una Imagen del Liderazgo

¿Quieres saber cómo se ve el liderazgo? ¿Cuál es la esencia de ser líder? ¿Qué significa ser líder?

Pensamos (equivocadamente) que ser líder es tener un puesto o un título. En realidad, el liderazgo en sí es algo muy distinto.

Encontramos un ejemplo breve y conciso del liderazgo en la siguiente historia.La cual cuenta algo que hicieron los discípulos después de la resurrección de Jesús, y antes de recibir la gran comisión de su Señor.

‭‭Juan‬ ‭21:3‬ “Me voy a pescar,” les dijo Simón Pedro. “Nosotros también vamos contigo,” le dijeron ellos. Fueron y entraron en la barca, y aquella noche no pescaron nada.

Lo que vemos en este ejemplo es una definición del liderazgo que aplica toda clase de liderazgo. Aquí, lo vamos a aplicar al liderazgo en la iglesia.

El líder tiene la visión

El líder decide lo que va a hacer. Determina el camino. Lleva la visión de lo que se debe hacer. Pedro dijo: “Me voy a pescar”.

En la iglesia, los líderes tienen la responsabilidad de escuchar a Dios, y discernir cuál es su visión para su congregación o grupo en particular.

Él que es líder evalua las necesidades y las oportunidades que hay. Decide cómo deben proceder. Deciden cuál es la obra que Dios quiere que hagan. Determinan cómo van a hacer el trabajo, cuál será el plan y la estrategia.

El líder se compromete a su visión

El líder se compromete a la visión que tiene. Su entrega no depende de lo que hacen los demás. Pedro dijo: “Me voy…”.

El líder en la iglesia escucha la guía de Dios, y responde por decir: “Me voy”. Por lo tanto, los líderes están más comprometidos a la visión que cualquier otra persona. Tienen la actitud de que lo harán aunque lo tengan que hacer solos.

El líder comunica la visión

El líder no se queda callado; siempre comunica la visión con otros. En la historia, Pedro les dijo…

Los líderes en la iglesia deben comunicar la visión constantemente. Trabajan públicamente para que otros los pueden seguir. Hablan de la visión siempre. Incorporan la visión en todo lo que hacen.

Otros siguen al líder

Para que uno sea líder, otros le tienen que seguir. Si no, no es líder. Pedro dijo que iba a pescar, y los demás dijeron: “Nosotros también vamos contigo,” y ellos se fueron a pescar con él.

En la iglesia, la congregación sigue a sus líderes. No siguen en todo momento, ni siempre siguen bien, pero sí siguen a sus verdaderos líderes. Siguen al líder por su carisma, por la visión que tiene y porque Dios los guía a hacerlo.

¿Eres líder?

El líder tiene la visión, se compromete a la visión, comunica la visión y otros le siguen en cumplir la visión.

¿Eres líder? ¿A qué te ha llamado Dios a hacer? ¿Estás totalmente comprometido a esta visión? ¿Comunicas esta visión regularmente a otros? ¿Estás trabajando fielmente para cumplirla?

¿Cómo puedes crecer en tu liderazgo en la iglesia de nuestro Señor Jesús?

¡Seamos líderes que escuchen a Dios, y tomen la iniciativa para obedecer y guiar a otros!

​Mateo #59: Una Entrega Total

Ver el mensaje

Oír el mensaje

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Descargar los recursos del mensaje

Audio: mp3  Manuscrito: pdf   word  Estudio: pdf   word

Compartir el mensaje

Matthew #59: Complete Surrender

Listen Online

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Download the Message

Download Audio

Share the Message

​Mateo #58: Él que Nos Sana

Ver el mensaje

Oír el mensaje

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Descargar los recursos del mensaje

Audio: mp3  Manuscrito: pdf   word  Estudio: pdf   word

Compartir el mensaje

Matthew #58: Our Healer

Listen Online

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Download the Message

Download Audio

Share the Message

Creyentes y Enemigos

Hay una historia del trabajo de Pablo y Bernabé que nos enseña lo qué produce el Evangelio: Cuando proclamamos el Evangelio, habrán nuevos creyente y también enemigos.

Hechos‬ ‭14:1-3 1 Cuando Pablo y Bernabé entraron juntos en la sinagoga de los Judíos en Iconio, hablaron de tal manera que creyó una gran multitud, tanto de Judíos como de Griegos. 2 Pero los Judíos que no creyeron, excitaron y llenaron de odio los ánimos de los Gentiles contra los hermanos. 3 Con todo, se detuvieron allí mucho tiempo hablando valientemente, confiados en el Señor que confirmaba la palabra de Su gracia, concediendo que se hicieran señales y prodigios por medio de sus manos.

Proclamamos el Evangelio

Lo primero que vemos en esta historia es que Pablo y Bernabé proclamaban el Evangelio. Fue lo primero que hicieron al llegar a una nueva cuidad. Hablaron de Jesús. Compartieron el Evangelio con todos, tantos Judíos como Gentiles.

Nosotros debemos imitar a ellos porque proclamar el Evangelio es la tarea principal del líder en la iglesia, y de todo seguidor de Jesús.

Proclamar el Evangelio es proclamar el mensaje de que: Somos creados en la imagen de Dios para darle gloria; todos nos hemos rebelado contra Dios por querer tomar su lugar; por lo tanto merecemos la ira de Dios; pero Dios envió a su Hijo Jesús a vivir una vida perfecta, morir inocentemente y resucitar de la muerte; y en Él hallamos perdón y amor, paz con Dios y adopción en la familia divina.

Ahora, en esta historia vemos lo que el proclamar el Evangelio produce.

Habrán enemigos

Cuando proclamamos el Evangelio, habrán enemigos. Son enemigos de Dios y del Evangelio, pero se oponen a nosotros, entonces se sienten como enemigos nuestros.

El Evangelio produce enemigos porque el mensaje del Evangelio ofende. Nos dice que somos enemigos de Dios, hijos de su ira, bajo el control del diablo. Nos dice que tenemos que dejar nuestro soberanía y someternos al Rey Jesús. Todo esto es una afrenta a nuestro orgullo.

Entonces, al escuchar el Evangelio, algunos agarrarán enemistad contra nosotros, contra el ministerio y contra el mensaje. Nos atacarán y rechazarán. Es un efecto inevitable de proclamar el Evangelio.

La tentación es enfocarnos en ellos. Es atacarlos, desanimarnos. Escuchar a esta tentación nos lleva a dejar la obra y dejar de ministrar; desvia el enfoque por sólo querer quedar bien con ellos y tratar de complacerles, o por querer derrotarlos.

Pero, enemigos no es lo único que el Evangelio produce.

Habrán nuevos creyentes

En esta historia, vemos otro efecto de proclamar el Evangelio. Cuando proclamamos el Evangelio, también habrán nuevos creyentes: Personas que Dios está salvando, personas que podemos guiar y discipular, personas que se entreguen a Jesús.

Dios salva a través de la proclamación del Evangelio. Es el poder de Dios para salvación. El Evangelio produce nuevos creyentes.

Entonces, cuando proclamamos el Evangelio y salen los enemigos, debemos enfocarnos en los nuevos creyente e ignorar a los enemigos. Así podemos seguir trabajando con los que Dios está llamando y salvando, a pesar de los ataques de los enemigos.

Nos tocará perseverar

Proclamar el Evangelio requiere mucha perseverancia. Fíjate en lo que hicieron Pablo y Bernabé. A pesar de los enemigos, ellos continuaron por mucho tiempo allí. Esto es perseverancia. Los ataques no nos deben hacer dejar la obra. Más bien, cuando hay ataques, es evidencia de que el enemigo está oponiéndose a la obra de Dios. Y por confiar en Dios y por ver la obra de Dios, ellos pudieron perseverar.

Nosotros igual podemos perseverar con ánimo, podemos hablar y discipular, ministrar y servir, guiar y levantar la obra de Jesús a pesar de los ataques y los enemigos, siempre y cuando confiamos más en Dios que en los enemigos y cuando nos fijamos más en su obra que en los ataques de los que resisten.

Debemos imitar el ejemplo del apóstol Pablo, y trabajar con perseverancia a pesar de los enemigos.

‭‭1 Corintios‬ ‭16:8-9 Pero me quedaré en Efeso hasta Pentecostés, porque se me ha abierto una puerta grande para el servicio eficaz, aunque también hay muchos adversarios.

¡Seamos líderes que proclaman el Evangelio, que ignoran a sus enemigos y que se dedican a discipular a los que están creyendo el Evangelio!

​Mateo #57: Fe que Impresiona a Jesús

Ver el mensaje

Oír el mensaje

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Descargar los recursos del mensaje

Audio: mp3  Manuscrito: pdf   word  Estudio: pdf   word

Compartir el mensaje

Matthew #57: ​Faith that Impresses Jesus

Listen Online

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Download the Message

Download Audio

Share the Message