¡Libros electrónicos GRATIS! Matrimonio    Sí, Pero…    Sígueme    La Base    Quiero Paz con Dios    Mi Próximo Paso

Paz con Dios

El Testimonio del Líder

Una posesión sumamente valiosa

Una de las más valiosas posesiones que tiene el líder en la iglesia es su testimonio. Su testimonio es su reputación como persona, Cristiano y líder.

Cuando Pablo dijo que los líderes principales de la iglesia tenían que ser hombres irreprensibles (1 Timoteo 3:2), estaba haciendo referencia a lo esencial que es el testimonio del líder.

Nuestro testimonio es lo que nos da nuestra plataforma; es la razón que nos escuchan. Nuestro testimonio nos da credibilidad; nos hacen caso, nos buscan y confían en nosotros por nuestro testimonio.

Nuestro mal testimonio tiene un gran impacto sobre nuestro ministerio también. El mal testimonio nos quita credibilidad y ahuyenta a la gente.

El testimonio es sumamente valioso y importante porque:

El testimonio define al líder

Nuestro liderazgo es determinado por nuestro testimonio. Claro que hallamos nuestra identidad en Cristo, no en nuestro testimonio; y encontramos nuestro poder en el ministerio en el Espíritu, no en lo ejemplar que ha sido nuestra vida. No obstante, nuestro liderazgo en la iglesia descansa sobre nuestro testimonio; de cierta forma, nuestro testimonio define lo que somos como líderes.

El apóstol Pablo nos da un gran ejemplo del valor del testimonio de líder. Mira lo que dice a los ancianos de Efesio cuando se estaba despidiéndose de ellos:

Hechos 20 31 “Por tanto, estén alerta, recordando que por tres años, de noche y de día, no cesé de amonestar a cada uno con lágrimas. 32 “Ahora los encomiendo a Dios y a la palabra de Su gracia, que es poderosa para edificarlos y darles la herencia entre todos los santificados. 33 “Ni la plata, ni el oro, ni la ropa de nadie he codiciado. 34 “Ustedes saben que estas manos me sirvieron para mis propias necesidades y las de los que estaban conmigo. 35 “En todo les mostré que así, trabajando, deben ayudar a los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: ‘Más bienaventurado es dar que recibir.’”

También, su vida fue el modelo que su discípulo Timoteo sigió.

2 Timoteo 3 10 Pero tú has seguido mi enseñanza, mi conducta, propósito, fe, paciencia, amor, perseverancia,

El impacto de nuestro discipulado y ministerio fluyó de nuestro testimonio. Por lo tanto, debemos:

Cuidar nuestro testimonio

Si el testimonio es tan importante para nuestro liderazgo, debemos constantemente cuidarlo. ¿Cómo desarrollamos un testimonio que apoye a nuestro ministerio? Por imitar a Cristo. La definición del buen testimonio del Cristiano es ser como Jesús (1 Juan 2:6 y Filipenses 3:8-14). Cuidamos nuestro testimonio cuando nos esforzamos a ser más y más como Cristo.

El testimonio no es ser perfecto. No mejoramos ni cuidamos el testimonio por esconder nuestras imperfecciones e intentar ser más santos de lo que somos. Más bien, confesar y arrepentirnos de nuestro pecado ayuda a establecer nuestro testimonio como personas reales que están luchando por imitar mejor a Jesús.

Recuerda, el testimonio se construye a través de mucho tiempo; poco a poco, día tras día, año tras año. El testimonio que hoy tenemos es el resumen de nuestra vida hasta el momento. El testimonio es formado por perseverar. Nuestra perseverancia en la obra del Reino, en nuestra relación con Dios, en la búsqueda de santidad y en buenas obras va construyendo nuestro testimonio.

Aunque el testimonio está hecho a través de mucho tiempo, puede ser deshecho mucho más fácilmente. Con una mala decisión, por escoger un mal camino, por dejar de perseverar en la vida o ministerio, se deshace el testimonio que hemos construido hasta el momento. Cuando esto pasa, no cuenta por nada todo lo del pasado. Claro que en su gracia, Dios puede restaurar testimonios arruinados. Pero cuidamos nuestro testimonio por no escoger caminos que nos llevarán a destruirlo.

¡Seamos líderes que en cada momento piensen en su testimonio; que cuiden su testimonio; que perseveren en el camino en que Dios los ha puesto!

Inscribirte en PazConDios

Quiero invitarte a inscribirte a la lista de PazConDios. Así te avisaré cada vez que publicamos nuevos recursos que puedes usar en tu ministerio. Así nunca perderás el nuevo libro, seminario o mensaje.

¡Y de paso te regalaremos el libro electrónico Sígueme completamente gratis!



0 comentarios… add one

Dejar un comentario

Previous Post:

Next Post: