¡NUEVO SEMINARIO! Cómo Tratar los Temas del Sexo y Matrimonio

¡Libros electrónicos GRATIS! Matrimonio    Sí, Pero…    Sígueme    La Base    Quiero Paz con Dios    Mi Próximo Paso

Paz con Dios

Cuidar a Nosotros Mismos

Una instrucción muy importante

En su primera carta a Timoteo, el apóstol Pablo da una instrucción para líderes que es importantísima. Dice que debemos cuidar cómo vivimos y qué enseñamos.

1 Timoteo 4 16 Ten cuidado de ti mismo y de la enseñanza. Persevera en estas cosas, porque haciéndolo asegurarás la salvación tanto para ti mismo como para los que te escuchan.

Pablo enfatiza la importancia de esta instrucción por decir que obedecerla nos lleva a la salvación, y nos hace guiar a otros a la salvación. ¡Es una instrucción sumamente importante!

Cuidamos nuestra vida

Aquí, examinamos la primera parte de esta instrucción: Tenemos que tener cuidado de nosotros mismos. Debemos vigilar y cuidar cómo somos y cómo vivimos.

Cuidar a nosotros mismos es tan importante porque antes que todo nuestro ministerio, tenemos que tener una relación saludable con Dios; si nosotros no estamos creciendo más y más en la gracia de Dios, no podemos guiar a otros a acercarse a Dios. También, es importante porque nuestra forma de vivir — o sea, nuestro testimonio — es esencial a nuestro liderazgo. Debemos demostrar a otros cómo vivir como hijos de Dios; con nuestra vida enseñamos a otros qué significa y cómo se ve seguir a Jesús.

Muchas veces, el líder se preocupa más por los demás que por sí mismo: piensa en cómo está el estado espiritual de otros, e ignora su propio estado espiritual; corrige el mal camino de otros, pero tolera sus propios pecados persistentes; enseña más y más a otros, mientras su propio crecimiento espiritual se para; ayuda a guiar a otros a tener una relación más cercana con Dios, pero no profundiza su propia relación con su Padre.

¿Cómo cuidamos nuestra vida?

Cuidamos nuestra vida por vigilarla constantemente. Debemos siempre preguntarnos: ¿Cuál es mi pecado persistente? Tenemos que observarnos a nosotros mismos: lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos.

Al vigilar nuestra vida, nos cuidamos por buscar más a Dios en nuestro tiempo personal, y por no tolerar el pecado en nosotros. Tenemos que hacer cambios radicales, instantáneos y decisivos.

La instrucción de Pablo al joven Timoteo contiene una promesa:

…haciéndolo asegurarás la salvación tanto para ti mismo como para los que te escuchan.

Cuidar nuestra vida tiene el efecto de ayudarnos a no apartarnos de Dios, a no dejar a nuestro Salvador, a no arruinar a nuestro testimonio. También, nos ayuda a guiar a otros a seguir a Jesús y hallar su propia salvación.

¡Seamos líderes que constantemente vigilan su propia vida espiritual!

Inscribirte en PazConDios

Quiero invitarte a inscribirte a la lista de PazConDios. Así te avisaré cada vez que publicamos nuevos recursos que puedes usar en tu ministerio. Así nunca perderás el nuevo libro, seminario o mensaje.

¡Y de paso te regalaremos el libro electrónico Sígueme completamente gratis!



8 comentarios… add one

Dejar un comentario

  • muy bueno gracias hermano November 3, 2015, 9:39 am

    gracias amado por esas pala bras son muy edificantes

    Responder
    • Felipe Canarsky November 3, 2015, 7:02 pm

      Gracias por su comentario. Que Dios le bendiga.

      Responder
  • mauricio pacheco November 2, 2015, 12:48 am

    es muy sierto nosotros como lideres devemos de cuidar mas nuestra relacion con DIOS vigilarnos mas como servidores de DIOS saver que de nosotros tanbien depende que escuchen una palabra buena sin contaminacion algun PARA SER AFIrmados cada dia DIOS les bendiga por esa poderosa ensenanza att.pastor mauricio pacheco

    Responder
    • Felipe Canarsky November 3, 2015, 7:01 pm

      ¡Amén! El sermón más importante que predico es el que predico a mi mismo. La lectura más importante que hago es la que hago para mi propia edificación. Que Dios te bendiga grandemente.

      Responder
  • Alonso Larin October 31, 2015, 10:23 pm

    Que gran realidad, ese es uno de los problemas principales de muchos líderes, no cuidamos, nuestra vida espiritual como debemos, y por eso muchos fracasan en sus Iglesia, debemos poner cuidado primero en ti mismo, para estar por decirlo así, saludable espiritual para poder guiar a otros. Gracias hno: Felipe por recordar a los líderes cuidarse tanto en lo espiritual, como el el testimonio personal. Bendiciones a todos los líderes que perdican la palabra de Dios.

    Responder
    • Felipe Canarsky November 3, 2015, 7:00 pm

      Muchas gracias Alonso por tu comentario — es muy cierto lo que dices. Que Dios te bendiga grandemente en tu vida y ministerio.

      Responder
  • atobe October 31, 2015, 10:06 pm

    Dios los bendiga,amado hermano para a sido una herramienta muy util para mi.soy joven en el señor y quiero aprender mucho para servirle a el

    Responder
    • Felipe Canarsky November 3, 2015, 6:59 pm

      Muchas gracias por su comentario. Que Dios le bendiga en su camino.

      Responder