¡Libros electrónicos GRATIS! Matrimonio    Sí, Pero…    Sígueme    La Base    Quiero Paz con Dios    Mi Próximo Paso

Cristo y el Evangelio en Cada Mensaje

¿Siempre nuevo y diferente?

Cuando preparamos enseñanzas (sermones, mensajes, clases, o predicaciones), sentimos que tenemos que decir algo nuevo y diferente; que tenemos que ser creativos e innovadores. No es malo ser creativos al escribir nuestras enseñanzas, tenemos que presentar nuestro texto bíblico de una forma que conecte con nuestros oyentes.

No obstante, tenemos que recordar que a la vez, siempre contamos la misma historia. Lo que está al centro de nuestros mensajes siempre debe ser lo mismo. No importa el texto que nos toca enseñar, todos hablan de lo mismo.

Toda la Biblia cuenta una historia, con un héroe, hay un mensaje y una aplicación. En su centro, todos nuestros textos bíblicos hablan de lo mismo. Lo presentan de diferentes ángulos y perspectivas, pero es la misma historia.

Por lo tanto, todos nuestros mensajes deben hablar de lo mismo. Hay algo que va en todo mensaje bíblico y en toda predicación cristiana.

Una sóla historia

La historia de Dios que corre por toda la Biblia es que:

  • Dios es el Rey soberano del universo.
  • Nos hizo en su imagen para darle gloria.
  • Hemos rebelado contra Dios por querer ser nuestro propio dios y el jefe de nuestra propia vida.
  • Merecemos su ira en la muerte eterna por esta rebeldía.
  • Dios envió a su Hijo a vivir una vida de obediencia perfecta, morir inocentemente en la cruz y resucitar de la muerte con poder.
  • Toda persona que pone toda su confianza en Jesús y en arrepentimiento y bautismo toma la decisión de entregarse completamente a seguirle Él y recibirlo como su Señor y Salvador, recibe su justicia delante del Padre, su perdón incondicional y la promesa de la vida eterna al lado de su Padre, Dios.

Cristo es el Héroe y la Figura central de esta historia, y por lo tanto, de toda la Biblia. Él es el Hijo de Dios, Él es Dios, Él es Dios encarnado, Él es el gran Profeta, Sacerdote y Rey. Toda la Biblia habla de Él (Lucas 24:27).

El Evangelio es el mensaje central de toda la historia de Dios. El Evangelio es la buenísima noticia que podemos hallar paz con Dios por medio de Jesús; que podemos llegar a ser hijos amados del Rey; que podemos recibir perdón y aprobación en vez de la ira y castigo que tanto merecemos. Este mensaje de perdón y reconciliación con Dios por medio de Cristo es el tema de toda la Biblia. Es demostrado en cómo Dios se llevaba con su pueblo Israel; es prometido por los profetas; es realizado en la vida, muerte y resurrección de Jesús; y todas las epístolas del Nuevo Testamento lo proclaman.

Esta historia, su Héroe Jesús y el Evangelio de paz con Dios por medio de Jesús tiene que aparecer — de una manera u otra — en cada mensaje Cristiano.

Cristo y el Evangelio en cada mensaje

Tenemos que levantar a Cristo y enseñar el Evangelio en cada mensaje. Cuando escribimos nuestras enseñanzas, debemos tomar como ejemplo al apóstol Pablo. Todas sus cartas a las iglesias y a sus seguidores contienen grandes explicaciones del Evangelio y fuertes proclamaciones de Cristo como el Rescatador y Salvador. Nosotros debemos imitarlo cuando enseñamos.

Para hacerlo, tenemos que relacionar el texto de cada mensaje con Jesús y el Evangelio. Tenemos que buscar a Jesús y a los temas del Evangelio (creación, rebeldía, reconciliación) en toda escritura que enseñamos. Los hallaremos en cada texto bíblico porque están en todo. Y cuando los encontramos, tenemos que proclamarlos y hacerlos el centro de nuestro mensaje.

Este mensaje universal informa y forma la aplicación de nuestros mensajes también. En términos generales, proclamar a Cristo y al Evangelio siempre nos lleva a la misma aplicación: arrepentirte y creer el Evangelio. Para el que todavía no es Cristiano, esto significa tomar la decisión de seguir a Jesús por arrepentirse y bautizarse (Hechos 2:38). Para el Cristiano, la aplicación específica es creer lo que eres en Cristo e imitarlo más (según la aplicación específica del texto del mensaje).

¡Seamos líderes quienes exaltan a Cristo y proclaman el Evangelio en cada predicación!

Inscribirte en PazConDios

Quiero invitarte a inscribirte a la lista de PazConDios. Así te avisaré cada vez que publicamos nuevos recursos que puedes usar en tu ministerio. Así nunca perderás el nuevo libro, seminario o mensaje.

¡Y de paso te regalaremos el libro electrónico Sígueme completamente gratis!



5 comentarios… add one

Dejar un comentario

  • ALEJANDRO ESCAMILA November 5, 2016, 6:28 pm

    QUERIDO HNO FELIPE, GRACIAS POR SU DEDICACION Y ENTREGA SINCERA A CRISTO Y SU PERSEVERANCIA EN ANUNCIAR A CRISTO. LO RECIBO EN MI VIDA COMO UNA PERSONA QUE EDIFICA MI VIDA Y MINISTERIO, AL TENER COMUNION POR MEDIO DE SUS ENSEÑANZAS ME CONFIRMA QUE EN BOCA DE DOS O TRES TESTIGOS CONSTE TODA PALABRA Y ASI PODAMOS TENER HNOS ESPIRITUALES EN NUESTRA VIDA. BENDICIONES

    Responder
  • rodolfo rodriguez April 19, 2016, 12:12 pm

    bendiciones hno felipe sus mensajes son de ayuda para el ministerio que ejerso en mi ciudad

    Responder
    • Felipe Canarsky April 19, 2016, 9:25 pm

      Hola Rodolfo — ¡Cuánto me alegra saber que podemos colaborar así contigo en tu ministerio! Que Dios te bendiga y guarde siempre. Que el Espíritu te dé palabras, discernimiento y valor. ¡Hasta pronto!

      Responder
  • Karina Mendez April 17, 2016, 10:28 am

    Felipe, tienes toda la razón! Es la mísma historia en toda la Biblia, nos queda siempre refrescarnos cada día con su palabra para no perder la visión del propósito de Dios en nuestras vidas y la de los demas a nuestro alrededor. Gracias Felipe por ayudarnos a estar siempre activos en la obra del Señor. Bendiciones a tí y tu linda familia.

    Responder
    • Jacqueline Galo-Canarsky April 17, 2016, 1:36 pm

      Gracias por sus palabras de ánimo Kari, Dios la continue bendiciendo 🙂

      Responder